alojamiento en mendoza capital

Dónde alojarse en Mendoza: mejores zonas y hoteles a evitar

Buscar dónde alojarse en Mendoza no es tan sencillo como puede parecer en un principio. Después de habernos alojado en la ciudad en varias oportunidades, sabemos cuáles son las mejores zonas donde dormir (o barrios) en la ciudad y alrededores, pero tal como indica el título, no siempre tuvimos suerte con el alojamiento.

En este artículo vamos a contarte dónde buscar alojamiento en Mendoza capital y qué evitar para que tu experiencia sea la mejor. Y al final del mismo, te proponemos opciones para hacer base en caso que quieras recorrer otras zonas de esta bella provincia argentina.

Donde alojarse en Mendoza

Las mejores zonas dónde alojarse en Mendoza

El centro, la mejor zona donde alojarse en Mendoza

Si buscas estar bien ubicado, con restaurantes cerca y con buenas conexiones en transporte público, el centro de Mendoza va a ser la mejor zona donde dormir en la ciudad. En esta área encontramos alojamiento en Mendoza para para todos los presupuestos, desde económicos hasta 5 estrellas.

Para orientarnos un poco, tendríamos que buscar un hotel no tan lejos de la plaza principal, así tendremos la mayoría de visitas que hacer en Mendoza capital cerca. Sino, en la zona de la Avenida Arístides donde hay muchos bares y cervecerías, puede ser buena opción si pensamos salir mucho de noche (aunque puede resultar más ruidosa si somos de sueño liviano). De todas formas, ésta área está muy próxima al centro, con lo cual se puede ir caminando sin problemas.

💯 No dejes de realizar este free tour a pie ¡gratis! que sale desde la plaza Independencia, para conocer más de la ciudad en cuanto llegues. ¡Muy recomendable!

Alojamiento en Mendoza recomendado en la zona céntrica

  • Park Hyatt, frente a la plaza principal, 5 estrellas, uno de los mejores hoteles donde alojarse en Mendoza.
  • Diplomatic, a 300 metros de la plaza, sobre la Av Belgrano, hotel 5 estrellas.
  • Villagio hotel, 3 estrellas a 100 metros plaza.
  • Nutibara, a 100 metros de la plaza, 3 estrellas.
  • Abril, una opción económica donde dormir en Mendoza en pleno centro.

alojamiento en mendoza capital

Chacras de Coria, alojamiento en Mendoza cerca de la capital

Chacras de Coria es una buena alternativa donde alojarse en Mendoza si buscamos un ambiente agradable y más exclusivo cerca a la capital. Se ubica 12 km al sur de la ciudad y es una zona de countries con muchas alternativas de restaurantes buenos y ricos donde comer, como Sr. Frog, Dantesco o el Gallego, dependiendo de tus gustos y presupuesto.

Además Chacras de Coria se caracteriza por ser muy arbolado, ideal para los días de verano, y por ofrecer muchas opciones de alojamiento con piscina y grandes parques. Lo ideal para dormir aquí, es contar con vehículo. Si es tu caso, te aseguro que es una de las zonas más lindas donde hospedarse en Mendoza.

Alojamiento en Chacras de Coria recomendado

Hay muchas alternativas de alojamiento en esta zona, pero te voy a dar algunas opciones que me gustan mucho no solo por las instalaciones sino también por el entorno verde que tienen, además todas con piscina ¡ideal en caso que viajes en verano!. ⚠ En ese caso te recomiendo muchísimo reservar con tiempo porque de verdad las casas, aparts y hospedajes de esta zona se agotan muy rápido, tanto en verano como los fines de semana largo.

Ahora sí, te comparto tres buenas opciones de sitios que ofrecen habitación doble y dos tienen un buen desayuno incluído:

Casa Lopez | La Masía | Postales Green Aparts (no tiene desayuno ya que son tipo aparts)

En caso que prefieras un poco más de independencia, te dejo dos alternativas de casas o departamentos en la zona, con piscina:

Loft Chacras | Mini Casa

¿Son varias personas viajando y buscan mayor privacidad?. Entonces te recomiendo chequear disponibilidad de esta casa de 3 dormitorios con parque y piscina donde pueden alojarse hasta 6 personas sin problemas.

Luján de Cuyo

Si no queremos estar en medio de la capital, pero necesitamos estar bien comunicados y nos interesa visitar bodegas en Mendoza, alojarse en Luján de Cuyo puede ser una buena opción. En realidad, es muy cercano a Chacras de Coria, pero depende en qué parte de Luján de Cuyo nos quedemos, será muy sencillo movernos si no disponemos de vehículo.

En esta zona tenemos algunos hoteles de ciudad y en pleno centro, como éste, pero también la posibilidad de alojarnos entre viñedos, como por ejemplo en este.

Uspallata, para alojarse en Mendoza en plena montaña

Alojarse en Mendoza en la zona de Uspallata no es para todo el mundo, ya que muchos prefieren visitar solo por un día el camino de Alta Montaña desde la capital. Pero en caso que prefieras dedicarle más días a la montaña, o realizar algún trekking por el Aconcagua, lo mejor sería que busques un alojamiento más cercano para no tener que ir y venir, ya que son muchos kilómetros.

Y Uspallata es una base ideal en esos casos.

Una linda alternativa es Terrazas de Uspallata que ofrece cabañas de madera hasta 4 personas con vistas a la montaña. Incluso hay un hostel céntrico, si buscas algo más económico.

Potrerillos podría ser otra buena alternativa donde dormir en Mendoza con montaña y lago cerca. Hablamos mucho mejor de este destino en este artículo: guía de viaje a Potrerillos.

Dique Potrerillos actividades

Dónde dormir en Mendoza para recorrer la provincia

Para recorrer la zona centro o norte de la provincia, tomaría como base la ciudad o cualquiera de las otras zonas donde alojarse en Mendoza que mencioné anteriormente. Desde cualquiera de estos puntos es bastante sencillo recorrer el camino de Alta Montaña, visitar bodegas en Mendoza, ir a Villavicencio, etc.

Para visitar el sur de Mendoza, lo ideal sería tomar dos bases para no tener trayectos tan largos:

  • Malargüe.
  • San Rafael.

En el caso de Malargüe, una buena opción céntrica es este alojamiento, o si preferimos estar en plena montaña, a solo 80 km se encuentra Las Leñas, donde varias veces nos hemos alojado en familia en este complejo de apartamentos fuera de temporada.

En San Rafael, un par de veces nos alojamos en el centro, en éste hotel y en éste. Los dos nos resultaron opciones muy cómodas para realizar las diferentes visitas en el día y tener opciones para salir a comer por la noche a pie. Pero en el último viaje al sur de Mendoza elegimos un entorno más natural, y optamos por dormir en el Cañón del Atuel en estas cabañas junto al río. El paisaje me encantó y repetiríamos sin dudas, pero las opciones fuera del alojamiento son más limitadas.

¿Cuántos días alojarse en Mendoza?

Todo depende qué actividades planifiques, ya que hay muchas cosas que hacer en Mendoza. Si solo vas a recorrer la ciudad y alrededores, con unos 5 días podrías ver los imperdibles.

Si dispones de más días, podrías distribuir tu estadía entre la zona de la capital y el sur de la provincia por ejemplo. Con unos 5 días en la zona de la ciudad de Mendoza y otros 4 días en la zona de San Rafael o Malargüe podrías tener un buen pantallazo de todo lo que esta provincia tiene para ofrecer.

Alojamiento barato en Mendoza (¡y a evitar!)

Tuvimos la suerte de viajar muchas veces a la bella Mendoza, y probamos todo tipo de alojamientos. Siempre salieron bien, salvo cuando buscamos alternativas baratas (vale aquí la frase lo bueno sale caro). En tres oportunidades diferentes nuestra búsqueda de alojamiento en Mendoza barato y agradable fue un fiasco. Tal es así, que hoy en día si el precio que vemos de un hostal en Mendoza es barato, dudamos mucho y leemos hasta la última opinión.

Voy a contar las dos peores experiencias que tuvimos. Para dar un poco de contexto, a ambas llegamos por la noche tarde y en invierno, con lo cual le pusimos de verdad mucha buena voluntad para intentar pasar la noche allí.

Inaugurando las malas experiencias

En una habíamos reservado este «hostal» por 3 razones: precio, excelente ubicación y muy buenas críticas. Cuando llegamos, era la casa de una señora que alquilaba algunas habitaciones. Después de darnos la habitación que nos correspondía, que a simple vista estaba bien (incluso con aire y tv) vemos que la cama estaba llena de migas de galletitas. Decidimos no decir nada, porque la señora en cuestión era bastante particular, y simplemente sacudir la ropa de cama y acostarnos vestidos (como cuando dormíamos en India).

El baño estaba sucio y la señora no paraba de gritar y quejarse todo el rato. Además, era súper entrometida.

En un momento, como estábamos cansados del viaje, decidimos en una conversación entre nosotros que no cocinaríamos y mejor saldríamos a comer por ahí. La señora se metió en nuestra conversación privada para decirnos que la cocina no podíamos usarla, a pesar que sí la ofrecía en lo que habíamos reservado.

Si no hubiesen sido las diez de la noche y con un frío tremendo, hubiésemos buscado otro sitio seguro. Más cuando estando con la puerta cerrada, nos la abrió tres veces para decirnos cosas (sin golpear, ni nada, ¡como en su casa!).

Y la gota que rebalsó el vaso fue cuando nos empezó a gritar porque habíamos reservado la habitación muy barata (o sea, es un precio que colocó ella) y nos lo quería cambiar. Como nos negamos rotundamente, no tuvo mejor idea que indicarle a Booking que no nos habíamos alojado (no show), con lo cual nos cobrarían penalización. Tuvimos que mandar pruebas de que sí habíamos dormido porque además, yo quería dejar mi opinión en la plataforma sí o sí.

Por suerte habíamos reservado solo una noche, y al día siguiente nos cambiamos a este hotel que tenía disponibilidad, era mucho mejor y no tanto más caro (recomendado).

Hostel del horror

La segunda experiencia, fue aún peor. Volvíamos de Chile y la frontera estaba colapsada, por lo cual llegaríamos muy tarde a Mendoza. Decidimos reservar solo una noche en el centro de la ciudad, en algún hostel barato ya que era solo para dormir, y al día siguiente mudarnos a la zona de Luján de Cuyo. No quedaba mucho tiempo para elegir donde alojarse en Mendoza, así que elegimos este hostel que tenía disponibilidad en habitación privada, buenas opiniones y quedaba bien ubicado sobre Av Godoy Cruz, a la altura de la plaza Independencia.

Cuando llegamos, la atención fue muy amable pero la habitación no se parecía en nada a lo que habíamos visto por internet. Pero era tan tarde que dejamos las mochilas y salimos a comer, antes que todo cierre porque era día de semana.

Al volver al hostel, vemos una bed bug o chinche sobre la cama. No podíamos creer que fuera una bed bug, porque suele ocultarse de la luz (aunque la habitación era bastante oscura). Empezamos a revisar bien la habitación y las paredes estaban llenas de bed bugs, al igual que los bordes del colchón. Eran las 2 de la madrugada, pero ahí no dormiríamos seguro.

Sacamos fotos y bajamos a buscar a alguien que nos atendiera. Al plantearle al chico de recepción el tema, no solo no se asombró, sino que dijo que ya habían fumigado por ese problema y nos ofreció otra habitación con la misma cantidad de chinches por metro cuadrado. Igual debo admitir que el chico tuvo muy buena predisposición y nos indicó que regresemos al día siguiente para reintegrarnos el dinero. Nos fuimos a buscar un alojamiento a esas horas y terminamos en este hotel que era barato, viejo pero estaba limpio, y era lo único que nos importaba a esa altura de la noche. Al día siguiente tuvimos que volver al hostel del horror para que nos devuelvan el dinero y había una chica alemana desayunando quéjandose de «los mosquitos» que le habían picado por todo el cuerpo en la noche. Lamenté informarle que no eran mosquitos y que mejor revisara su colchón.

Dudas sobre el alojamiento en Mendoza capital económico

Después de nuestras experiencias nefastas al dormir en Mendoza barato, nos surgieron dos dudas que quizás también te las estas preguntando: ¿por qué estos hostales tenían tan buen puntaje? y ¿por qué en las críticas no mencionaban nada de esto?. Porque convengamos que no daba la impresión que fuésemos las primeras personas del planeta con estas malas experiencias en estos dos sitios.

Obviamente nos pusimos a investigar por qué.

En el caso de la casa de la señora, por alguna razón los huéspedes argentinos casi siempre la calificaban bien, pero si buscábamos opiniones en booking en otros idiomas, veíamos que los extranjeros contaban experiencias tan bizarras como la nuestra (y colocaban el peor puntaje, claro está). Tenemos algunas teorías de los motivos, pero son solo eso, teorías.

En el caso del hostel del horror, sí lo tenemos más claro. El hostal fue cambiando de nombre varias veces, y así tenía siempre cuentas nuevas donde ya no estaban los comentarios malos anteriores, pero buscando bien en la web, se encuentra que en realidad estaba lleno de chinches.  Todas las opiniones positivas eran demasiado actuales, con puntaje de 10 (o sea, de verdad no había chance de colocarle un 10 a ese sitio) y de argentinos ¿amigos quizás que reservaban para dejar opiniones?. Las opiniones de extranjeros eran todas pésimas, pero promediadas con tantas opiniones nuevas de argentinos, el puntaje final era mayor a 8.

Conclusión: ¿cómo elegir un hotel barato en Mendoza?

Lo único que puedo recomendarte es lo que haríamos nosotros. En lo posible, intentar subir un poco el presupuesto. Y luego no solo mirar las calificaciones sino ver qué cantidad de opiniones tienen y leerlas todas, hasta la última. Y si ves que son pocas o todas son del último tiempo, ¡sospecha!.

También es buena idea llegar a un horario normal al alojamiento, por cualquier eventualidad.

¿Tuviste alguna experiencia similar en un alojamiento barato en Mendoza?.


Y hasta aquí llega este artículo sobre las mejores zonas donde alojarse en Mendoza. Cualquier duda ¡te esperamos en los comentarios!. Y si el artículo te sirvió, nos ayudas mucho compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!.