En este artículo te vamos a contar qué hacer y qué ver en Salzburgo en un día o dos, para que conozcas cuáles son los lugares de interés imprescindibles (con mapa incluído) y puedas optimizar tu tiempo al visitar esta hermosa ciudad austríaca.

También analizaremos cuándo conviene comprar la Salzburg Card, para que evalúes si en tu caso vale la pena o no.

panoramica de Salzburgo

Desde que tenía 6 o 7 años que soñaba con visitar Salzburgo. No, no era una nena con gustos raros (o tal vez sí). En aquella época no estaba enterada que Salzburgo es la ciudad que vió nacer al genio de Mozart, asi que no fue eso lo que me hizo anhelar conocerla.

¿Cuál era el motivo entonces? Que era (soy) fan número uno de La Novicia Rebelde (Sonrisas y Lágrimas en España o The Sound of Music) una película filmada en Salzburgo y alrededores, que miraba junto a mi abuela.

Cuando tuve la posibilidad de viajar a Europa con mi familia, sabía que Salzburgo tenía que estar en el itinerario. Así que después de nuestro recorrido en auto por Italia, estuvimos 3 días en la ciudad, porque aprovechamos para desde Salzburgo visitar los alrededores que son tan imperdibles como la ciudad misma.

Aún así, te cuento que podés visitar Salzburgo en un día sin problema, ya que al ser una ciudad pequeña en ese tiempo vas a poder ver los lugares imprescindibles, pero tendrías que dejar de lado los alrededores que, insisto, son de lo mejor que he visto.

Lo ideal es visitar Salzburgo en dos días, así podés dedicarle un día a la ciudad y el segundo día ir a las afueras, a pueblos de cuento como Hallstatt.

Qué ver en Salzburgo en un día o dos: itinerario con mapa

La ciudad de Salzburgo está dividida en dos por el río Salzach y hay sitios interesantes para conocer a un lado y otro del mismo. A grandes rasgos podríamos decir que el casco histórico se encuentra en la orilla izquierda y la zona «nueva» en la derecha.

Antes de continuar con los lugares que ver en Salzburgo, ¿sabés porqué se llama Salzburgo? Justamente porque a través de este río transportaban sal, Salz.

¡Empecemos el recorrido!

El Palacio Mirabell y sus jardines impecables

Si te estás alojando cerca de la estación de tren en la margen derecha del río Salzach, en el Palacio Mirabell debe empezar o terminar tu visita.

Un palacio del 1600 (aunque renovado en 1800) con unos jardines preciosos y con el castillo al fondo custodiándolo. Nuestro hermoso hotel estaba a pocos metros del Palacio, asi que aprovechábamos a mirar los jardines varias veces al día.

La visita a los jardines es gratuita. Para visitar el interior, podés elegir ir a alguno de los conciertos que realizan en la sala de mármol.

Palacio Mirabell

Los jardines del palacio Mirabell en Salzburgo

El río y sus puentes

Una de las mejores panorámicas de la ciudad se obtienen desde alguno de los puentes que cruzan el río Salzach.

Por ejemplo, el puente Makartsteg está lleno de candados que cuelgan los enamorados, tal como ocurre en Roma o París. Así que éste es un buen puente para cruzar hacia la orilla izquierda del río a encontrarnos con el casco histórico de Salzburgo.

Caminar por la calle Getreidegasse (y por el casco histórico en general)

El casco histórico de Salzburgo es peatonal, ¡un placer!.

Y esta calle en particular es la más famosa con sus edificios antiguos y carteles de hierro forjado. Algunos de los hoteles más lindos se encuentran sobre esta calle comercial, como éste, al igual que estos departamentos que por su excelente ubicación es bastante difícil conseguir sitio. No dejes de recorrer las calles transversales, ya que podés encontrarte rincones muy bonitos.

Sobre esta misma calle está la visita del punto siguiente.

calle de Salzburgo

Visitar la Casa Natal de Mozart y la residencia

Queda en el número 9 de la calle Getreidegasse que estábamos recorriendo. Mozart nació el 27 de enero de 1756 en esta casa, donde vivió hasta los 17 años. Hoy es un museo dedicado a él. También puede visitarse la Casa Residencia de la familia Mozart, ubicada en Makartplatz 8.

La entrada, tanto de la casa natal como de la residencia, cuesta 11 euros cada una para adultos (en 2019), o 18 euros en ticket combinado. Pero con la Salzburg Card que pueden comprar desde acá, la entrada es gratuita.

Visitar las plazas del casco antiguo

Las plazas más famosas o bonitas que son imprescindibles para conocer, son tres:

1 – La Alter Markt o plaza del mercado

2 – La Kapitelplatz

Esta plaza vas a distinguirla muy fácilmente: es la que tiene una enorme bola dorada, la «Sphaera«, obra de un escultor alemán. Además desde aquí sale el funicular para ascender a la fortaleza.

Sphaera en Kapitelplatz de Salzburg

La obra Sphaera en la Kapitelplatz

3 – La Residenzplatz y la Residenzbrunnen

Parece un trabalenguas, pero no. La Residenzplatz es la plaza más importante de la ciudad, frente a la Catedral de Salzburgo y la Residenzbrunnen es una fuente barroca hermosa ubicada en el centro de la plaza.

La Residenzplatz y la Residenzbrunnen

La Residenzbrunnen junto a la Catedral de Salzburgo

La Catedral barroca: un imprescindible que ver de Salzburgo

Desde que vi la Novicia Rebelde, me enamoré de las cúpulas turquesas que se veían dominando el paisaje de la ciudad. Es más, creo que lo que más llamaba mi atención era justamente eso: el color de las cúpulas.

Esas cúpulas pertenecen a la Catedral de Salzburgo.

vistas de Salzburgo

Fue construida en el año 767 (no, no me falta un «1» delante, ¡es del año 700!) aunque sufrió incendios y bombardeos durante la 2da guerra mundial y tuvieron que reconstruirla.

La anécdota histórica es que Mozart fue bautizado acá y no sólo eso, también tocó en su órgano.

No suelo pagar para ver iglesias que siguen funcionando como tales, pero ésta es gratis (se aceptan donativos) y su interior es impresionante, con lo cual es un imperdible que ver en Salzburgo. Para acceder a la terraza, venden una entrada conjunta con otros museos e iglesias de este barrio de la Catedral, por 13 euros para adultos, aunque con la Salzburg Card es gratis.

La fortaleza de Hohensalzburg, imperdible que ver en Salzburgo

Si te gustan las fortalezas y castillos, no podés perderte la fortaleza de Hohensalzburg que es la mejor conservada de toda Europa. Se construyó en 1077.

Está en lo alto de una colina, asi que la vas a ver desde casi cualquier punto de la ciudad.

Se puede acceder caminando o en funicular cuya entrada está en la Kapitelplatz. Yo elegí la primer opción y las vistas de la ciudad son muy lindas por el camino. La entrada cuesta 12,90 euros (en 2019) para adultos, e incluye el funicular (una buena opción es subir con el funicular y bajar andando). Si tenés la Salzburg Card, la fortaleza, el funicular y la audioguía en español están incluídos.

vista panoramica de Salzburgo

Vistas de Salzburgo desde la fortaleza

La colina Kapuzinerberg y el monasterio de los capuchinos

Sigamos con las buenas vistas. A mi gusto las mejores de Salzburgo se obtienen desde esta colina, en el margen derecho del río, muy cerca del alojamiento donde me quedé en Salzburgo.

El atardecer dicen que es inigualable, pero en esto no puedo opinar porque cuando fuimos estaba nublado. Es gratis.

Visitar el cementerio Petersfriedhof

¿Te estás preguntando porqué estoy recomendando una visita al cementerio?. Es que este cementerio, además de ser uno de los más antiguos del mundo, es demasiado lindo. Imaginate que entramos a él sin saber que era un cementerio. Empezamos a sacar fotos del lugar por lo hermoso que era. Lleno de plantas, flores, vistas a la fortaleza. Hasta que vimos las tumbas. Vale aclarar que hasta las tumbas son pintorescas.

Queda en pleno centro, junto a la abadía de San Pedro del año 696, y vale mucho la pena.

Aquí está enterrada la hermana de Mozart, y para los que también sean fanáticos de la Novicia Rebelde, van a ver un escenario clave de la película: las catacumbas excavadas en la montaña.

El cementerio es gratis, y a las catacumbas se puede ingresar con la Salzburg Card.

Cementerio de San Pedro que ver en Salzburgo

Catacumbas y Cementerio de San Pedro en Salzburgo

Pasear a pie o en bicicleta al lado del río Salzach

En mi lista de «cosas que hacer en Salzburgo» estaba como una de las primeras actividades alquilar una bicicleta para recorrer la zona. Obviamente la idea había surgido también de la Novicia Rebelde.

bicicleta en Rio Salzach en Salzburgo

Lamentablemente no pudo ser por el clima que nos tocó cuando fuimos.

Los senderos para andar en bicicleta son hermosos, rodeados de verde y muy tranquilos. Es ideal dedicarle medio día a pasear de esta forma, además Salzburgo está muy preparada para eso y la gente tiene un gran respeto por los ciclistas. Otra opción es hacerlo caminando, más económico pero igual de saludable.

Hay un carril bici que va paralelo al río y un buen plan es ir hasta el palacio de Hellbrunn, a 7 km del centro, para ver los campos verdes de las afueras de Salzburgo. Las bicicletas se pueden alquilar en el casco histórico.

Visitar los escenarios de la película La Novicia Rebelde (Sonrisas y lágrimas)

Sobre este punto voy a hablar en otro post, pero en Salzburgo se puede hacer éste tour de 4 horas que te lleva a recorrer los escenarios que aparecen en la película.

Conocer los alrededores: Hallstatt y los lagos

Si bien se puede ir a dormir a este pueblo de postal (lo cual recomiendo, porque es bellísimo), también es posible visitarlo desde Salzburgo si es que te alojás en la ciudad más de un día.

Hallstatt es el más famoso de la zona, pero hay un recorrido ideal si viajan en coche por otros pueblos con encanto de la zona. Hablaremos sobre ese recorrido en auto en un futuro post.

hallstatt austria alpes

Subir al teleférico de Untersberg y disfrutar las vistas

Está en las afueras de Salzburgo, pero si contás con más de un día en la ciudad, vale la pena porque las vistas son tremendas. ¡El teleférico sube más de 1300 metros!. Arriba de todo, hay sitio para comer y algunos senderos para recorrer.

Para llegar a Untersberg hay que tomar el bus número 25, y después de media hora de trayecto se llega al teleférico. El trayecto en el mismo dura unos 10 minutos, pero la vista de los Alpes, vale el viaje. Conviene hacerlo en un día despejado.

El teleférico es caro, cuesta 25 euros ida y vuelta, pero está incluído en la Salzburg Card, al igual que el bus 25 que nos lleva hasta él.

¿Cómo planificar la visita a las atracciones de Salzburgo?

Una vez que sabemos cuáles son las atracciones que ver en Salzburgo que nos interesan, tenemos que contemplar los días que cierran al público y los horarios en que abren, para organizar mejor nuestra visita a la ciudad. Por ejemplo, las atracciones como la fortaleza y el museo de Mozart, abren todos los días.

Por otra parte, si sabemos qué queremos hacer en Salzburgo, podemos calcular cuánto nos costarán las entradas y así analizar si nos conviene o no la Salzburg Cardque además de ingresar a las atracciones de la ciudad nos permite utilizar el transporte público por los días que dure la misma (en el siguiente punto lo explico mejor).

También hay que  considerar que el domingo se respeta bastante como día de descanso, así que muchos negocios y supermercados estarán cerrados, con lo cual tendremos que hacer las compras necesarias el día anterior.

La Salzburg Card, ¿conviene comprarla? ¿vale la pena?

¿Qué es la Salzburg Card?

La Salzburg Card es una tarjeta que tiene validez por 24, 48 o 72 horas y te permite ingresar a las atracciones de Salzburgo de manera gratuita y moverte por la ciudad utilizando el transporte público, incluído el funicular, el teleférico y un paseo en barco por el río.

¿Cuánto cuesta la Salzburg Card?

La duración de la tarjeta que elijas determina el precio.

Y a su vez el costo varía entre temporada alta y temporada baja.

Por ejemplo, la Salzburg Card de 24 horas cuesta 26 euros en temporada baja y 29 en temporada alta, la de 48 horas, 34 y 38 y la de 72 horas valen 39 y 44.

En todos los casos, los niños que tienen entre 6 y 15 años pagan la mitad.

¿Conviene comprar la Salzburg Card? Calculando…

Como siempre, hay que hacer números.

Si vas a utilizar el transporte público y entrar a visitar varios de los sitios que ver en Salzburgo que mencionamos en este artículo, te adelanto que sí vale la pena.

Habrás notado que las entradas «sueltas» no son baratas, y es suficiente que quieras visitar la fortaleza y las dos casas de Mozart, para que ya se amortice el valor de la Salzburg Card.

Hagamos los cálculos siguiendo este ejemplo:

Fortaleza [12,90 euros] + ticket combinado casa natal y residencia Mozart [18 euros].

Da un total de 30,90 euros SIN la Salzburg Card.

Con la Salzburg Card de 24 horas, pagaríamos sólo 26 o 29 euros (según la temporada).

O sea que nos ahorraríamos entre 2 y 5 euros.

Además podríamos visitar no solo esas tres atracciones, sino todas las que queramos y nos alcance el tiempo en un día. Más el transporte, más el paseo en barco. ¡Es buen negocio!. Muy rentable. Podés comprar la Salzburg Card desde acá para cualquier duración.

centro de Salzburgo

Otro detalle a considerar es que por lo general el problema de las tarjetas de 24 horas en otras ciudades europeas es que nunca alcanza el tiempo para ver los sitios que incluyen, y al final nos termina costando lo mismo que si hubiésemos comprado los tickets in situ. No es el caso de Salzburgo, porque es una ciudad chica, donde no solo amortizamos la tarjeta con pocas atracciones imprescindibles, sino que en un día se alcanzan a ver muchas de las visitas principales que incluye la Salzburg Card.

En el caso que visitemos el teleférico de Untersberg, la tarjeta ya sea de 24, 48 o 72 horas, se amortiza aún más rápido. De hecho, el teleférico solo lo recomiendo hacer con la tarjeta, porque sino es caro.

Además, lo que a mi me ocurre cuando tengo la tarjeta de una ciudad es que termino conociendo más, porque ingreso a lugares incluídos a los que no entraría si no tuviese la tarjeta porque tal vez no pagaría un ticket exclusivamente para verlos. Así que en la suma, conviene y mucho.

Pueden comprarla desde éste link así planifican qué desean ver de antemano, para optimizar la visita a la ciudad. Pueden retirarla en la oficina de turismo o al llegar a la estación de tren.

Mapa con los lugares imperdibles qué ver en Salzburgo

Itinerarios de qué ver en Salzburgo en 1 día, dos o tres

Qué ver en Salzburgo en un día

  • Por la mañana: visitar la margen izquierda del río, con la casa natal y residencia de Mozart, la catedral, las plazas y el cementerio, y subir en el funicular a la fortaleza de Hohensalzburg.
  • Por la tarde: caminar al costado del río y visitar en la otra orilla los jardines del Palacio Mirabell, para terminar el día ascendiendo a la colina de Kapuzinerberg, para ver las vistas al atardecer. Si alcanza el tiempo, haría el paseo en barco por el río.

Para un día en la ciudad compraría la Salzburg Card de 24 horas. Otra opción para aprovechar el tiempo y tener un pantallazo de la ciudad, es apuntarse a un tour a pie por el centro de 2 horas.

Itinerario de Salzburgo en 2 días

Día 1: recorrido por la ciudad

Repetiría lo indicado en el punto anterior, tanto en la mañana como la tarde.

Día 2: visita a los alrededores
  • Por la mañana: iría a visitar el pueblo de Hallstatt, cerca de Salzburgo. Hay excursiones como ésta de mediodía. Otra opción sería el tour de la película.
  • Por la tarde: Si compré la Salzburg Card, iría en bus hasta el teleférico de Untersberg para disfrutar las vistas, y al regresar a la ciudad haría el paseo en barco por el río.

Para visitar Salzburgo en dos días, recomendaría comprar la Salzburg Card de 48 horas, en caso de querer ir al teleférico y al barco. Sino, con la de 24 horas estaría bien, pero habría que concentrar todas las visitas en el primer día.

Otra alternativa (aunque no son excluyentes) si no queremos caminar y nos gusta que nos expliquen, es éste bus que tiene paradas fijas en sitios de interés turístico, y uno se sube y se baja las veces que quiera en las paradas que desea. Incluye audioguía en varios idiomas, entre esos, español.

Itinerario de Salzburgo: qué ver en 3 días

Día 1

Lo mismo que en la visita de un día del centro de la ciudad.

Día 2
  • Por la mañana: tomaría el bus para ir al teleférico y disfrutar las vistas, y aprovecharía a hacer alguna caminata corta desde la parte superior.
  • Por la tarde: visitaría el resto de atractivos de la ciudad que no ví el primer día, y al atardecer haría el paseo en barco.
Día 3
  • Por la mañana: haría una excursión al pueblo de Hallstatt o algún otro de la zona.
  • Por la tarde: alquilaría una bicicleta para recorrer la bicisenda junto al río, o la haría caminando.

Para el itinerario de 3 días en Salzburgo, a mi criterio alcanza comprar la Salzburg Card de 48 horas, concentrando las visitas que la requieren en sólo dos días. En caso que queramos hacer las visitas más relajadas y espaciadas, podemos adquirir la de 72 horas.

Si estás organizando tu viaje por Europa, te dejamos acá todos nuestros artículos de Europa.

Ahora contame, ¿conocés Salzburgo?, ¿o cuándo planeas visitarla y cuántos días tenés en mente dedicarle? Contanos en los comentarios así le sirve a futuros viajeros, y si te sirvió el artículo, nos ayudás más de lo que imaginás compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!